Estados Unidos ha iniciado la retirada inmediata de las tropas estadounidenses de Siria por orden del presidente, Donald Trump, según ha confirmado la Casa Blanca y el Pentágono. “Hemos empezado a traer a las tropas a casa mientras nos dirigimos hacia la siguiente fase de esta campaña”, señala la nota emitida. La portavoz, Sarah Sanders, ha añadido que Washington “seguirá trabajando con nuestros aliados”.

La retirada de las tropas estadounidenses de Siria fue una de las promesas de campaña de Trump, que abogó por dismunir la presencia militar en Oriente Medio. A su llegada a la Casa Blanca, el Pentágono convenció al presidente de mantener la presencia militar en la región para derrocar al DAESH.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada encabezada por las milicias kurdas que lucha contra el grupo terrorista DAESH  en este país, advirtieron este jueves  de que el combate contra el terrorismo no ha terminado y que la decisión de Estados Unidos de abandonar la nación árabe es un golpe que afectará a la estabilidad y la paz mundiales.