El Gobierno de Estados Unidos ha iniciado este lunes el proceso formal para retirarse del Acuerdo climático de París, el mayor pacto vinculante frente a la crisis climática que establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global.

“Hoy, Estados Unidos comenzó el proceso para retirarse del Acuerdo de París. Según los términos del acuerdo, Estados Unidos presentó una notificación formal de su retirada a las Naciones Unidas. La retirada entrará en efecto un año después de la entrega de la notificación”, ha anunciado el secretario de Estado, Mike Pompeo, que firma la misiva enviada a la ONU. 

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 1 de junio de 2017 que Washington se retiraría del acuerdo firmado en 2015 en la capital francesa por considerar que imponía una carga económica insoportable para su país, aunque la petición no ha podido formalizarse hasta ahora debido a que el artículo 28 del Acuerdo de París estipula que un estado miembro puede retirarse a partir del 4 de noviembre de 2020, siempre que su Gobierno envíe una notificación formal a la ONU un año antes de esa fecha.

El histórico acuerdo climático, firmado en París en 2015, tiene como objetivo evitar que la temperatura global suba más de dos grados y para ello establece un esquema de compromisos nacionales de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.