El período inicial de 15 días de distanciamiento social termina el lunes, pero se ha alargado hasta el 30 de abril.

La enfermedad se ha extendido con más de 140.000 casos en todo el país y las muertes han aumentado tan dramáticamente en los últimos días, superando los 2.500 fallecidos, que el presidente Donald Trump ha ampliado el confinamiento voluntario.

“Podemos esperar que para el 1 de junio, estaremos bien encaminados hacia la recuperación. Muchas grandes cosas estarán sucediendo. Quiero que cada ciudadano de nuestro país se anime y confíe en el hecho de que tenemos las mejores mentes médicas del mundo enfrentando esta enfermedad”, dijo Trump.

Nueva York es, con mucho, la zona más afectada de Estados Unidos por la pandemia, con casi 800 muertos registrados.

California se prepara para pico de contagios

El alcalde de Los Ángeles, la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, advirtió el domingo (29.03.2020) que el coronavirus podría extenderse tanto que los hogares deberían prepararse para aislar a un miembro de la familia en casa sin infectar a los demás.

Anticipándose a un auge de casos de COVID-19 que pueda sobrepasar al sistema sanitario esta semana, el alcalde Eric Garcetti, instó a la gente que da positivo en el nuevo coronavirus a no acudir a los hospitales si no tienen síntomas graves. En su lugar, pidió a los 4 millones de habitantes de la ciudad que meditaran cómo separarse de sus familiares mientras hacían cuarentena en casa.