El Gobierno de Estados Unidos anunció este jueves (19.09.2019) que ha pedido a dos miembros de la misión cubana ante la ONU que dejen el país por haberse “involucrado en actividades dañinas para la seguridad nacional estadounidense”.

“Después de que dos miembros de la misión cubana en la ONU se involucraran en acciones dañinas para la seguridad estadounidense, les hemos pedido que se vayan de EE. UU.”, dijo en un mensaje en Twitter la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, sin ofrecer más detalles.

El Ejecutivo estadounidense también ha restringido los movimientos del resto de la misión cubana ante la ONU, que, a partir de ahora, solo podrá moverse por Manhattan, el centro de negocios y administrativo de Nueva York y donde se ubica el edificio que sirve de sede a Naciones Unidas. “Los miembros de la misión de Cuba en la ONU también tienen restringida su estancia a Manhattan. Tomamos en serio todos y cada uno de los intentos contra la seguridad nacional de EE. UU.”, subrayó Ortagus.

Actualmente, los diplomáticos de Cuba en EE. UU. y los estadounidenses en La Habana tienen restringidos los movimientos y solo tienen capacidad para desplazarse por una determinada zona, aunque sí que pueden solicitar una autorización para viajar a otra parte del país.