Estados Unidos lanzó el domingo (29.12.2019) ataques aéreos contra militantes del grupo islamista Al Shabaab y mató a cuatro de ellos, informó el Comando estadounidense para África (Africom).

Los ataques se produjeron un día después de un atentado en Mogadiscio que causó al menos 92 muertos y 128 heridos, uno de los más sangrientos perpetrados en la capital de Somalia, escenario habitual de atentados islamistas. El atentado no ha sido reivindicado, pero se produjo en un contexto de intensa actividad del grupo islamista Al Shabab, afiliado a Al Qaida.

Entre los muertos hay al menos 17 estudiantes de la Universidad privada de Benadir, quienes atravesaban el cruce en minibús en el momento del trágico incidente.

Un avión militar de Turquía aterrizó este domingo (29.12.2019) en Mogadiscio para evacuar a 15 personas que resultaron gravemente heridas en el atentado. Los servicios de salud de Somalia se han visto saturados por el devastador ataque. El avión también transportaba medicamentos para tratar a los heridos. Además de los suministros, 24 médicos traumatólogos permanecerán en el país para tratar a quienes no pudieron ser evacuados, trabajarán en un hospital gestionado por Turquía en la capital de Somalia.

Desde la hambruna de 2011, Turquía ha liderado la entrega de ayuda a Somalia, como parte de una estrategia para ganar influencia en la región del Cuerno de África, en una competencia con países del Golfo como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.