El grupo yihadista Estado Islámico reclamó el martes martes la autoría del atentado perpetrado a última hora del lunes en la capital de Austria, Viena, que se saldó con la muerte de al menos cuatro personas y más de 20 heridos.

En un comunicado publicado por sus canales de propaganda, el grupo terrorista ha indicado que el ataque fue ejecutado “por un soldado del califato” y ha agregado que se saldó con “30 cruzados muertos y heridos”.

Asimismo, ha identificado al atacante como Abú Dujana al Albani y ha indicado que el hombre empleó un arma automática, una pistola y un cuchillo para perpetrar el atentado.

El ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer, ha señalado en rueda de prensa que el atacante murió tiroteado por las fuerzas de seguridad y ha detallado que era “un simpatizante de Estado Islámico”. Además, ha indicado que no hay señales que apunten a la participación de más personas en el atentado, pero las autoridades no pueden descartar esa hipótesis por el momento.

Las autoridades han señalado que el atacante ha sido identificado como Kujtim F., un joven de 20 años originario de Macedonia del Norte y que también tenía la nacionalidad austriaca.

Austria ha decretado tres días de luto nacional por las víctimas del atentado yihadista que el lunes por la noche golpeó el corazón de Viena, un ataque cuya autoría se ha atribuido el grupo Estado Islámico (EI) que dejó 4 muertos y una veintena de heridos. Los máximos representantes del Estado, incluidos el presidente de la República y el canciller, Sebastian Kurz, han guardado un minuto de silencio tras una breve ceremonia en honor a los fallecidos: dos hombres y dos mujeres. Más tarde, en rueda de prensa, Kurz ha calificado de “repulsivo” el ataque terrorista