Los yihadistas  tomaron el miércoles el control de gran parte de Palmira, la ciudad siria situada entre Homs y Deyr az Zor, a pocos kilómetros de las espectaculares ruinas romanas patrimonio de la UNESCO

PalmiraSegún el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH, organización con sede en Londres), 462 personas han muerto en una semana de ofensiva del EI para tomar la ciudad: 241 soldados, 150 yihadistas y 71 civiles.

Cientos de civiles huyen del lugar, el hospital fue evacuado y se combate furiosamente en las cercanías del aeropuerto.

Con esta nueva conquista, el EI ya domina el 50% del territorio de Siria (95.000 kilómetros cuadrados), según el OSDH. Se trata además de la primera ocasión en que los yihadistas arrebatan una ciudad importante directamente de manos del Ejército sirio.

Palmira alberga las ruinas monumentales de una gran ciudad que fue una de las cunas culturales del mundo antiguo, situada en el cruce de caminos de varias civilizaciones.

De momento no se tiene noticia de que los yihadistas hayan producido daños en los monumentos históricos de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad.