En la entrada en Madrid de la Vuelta a España, el pelotón tuvo el gesto de dejarle entrar en solitario mientras él iba a saludando al público en la Castellana.

“Ha sido un día mágico, un día que siempre voy a recordar. La entrada en Madrid ha sido inolvidable con toda la gente animándome. Les estoy muy agradecido”, dijo el corredor madrileño nada más terminar la etapa con final en la Plaza de Cibeles.

Contador ha anunciado que se va a dedicar a la Fundación que lleva su nombre “trabajando con ciclismo de base, pero ya con la idea de sacar el año que viene un equipo continental. Además, en 2004 sufrí un ictus y ahora tendré tiempo para aportar mi granito de arena para combatir esta enfermedad y a sus afectados”, ha declarado.