El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, han presidido la firma de un memorándum por el que ambos países acuerdan contactos políticos permanentes con reuniones anuales en las que se hablará de todo lo que consideren oportuno, incluidos los derechos humanos.

Sánchez y Díaz Canel han avalado con su presencia la firma de este memorándum suscrito en el Palacio Presidencial de Cuba tras la reunión que ambos han mantenido con motivo de la visita oficial del presidente del Gobierno a la isla.

Los firmantes han sido los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países, el español Josep Borrell y el cubano Bruno Rodríguez.

El texto del acuerdo señala que responde a los lazos diversos existentes entre los dos países y al deseo de abordar materias de interés común tanto de carácter bilateral como multilateral.

Sin embargo, Pedro Sánchez no abordó el tema de los derechos humanos en su visita a La Habana, que arrancó este jueves y se prolongará hasta hoy.

En la segunda jornada de su visita, Pedro Sánchez participará en un desayuno con empresarios españoles, abrirá un foro comercial bilateral y recorrerá La Habana Vieja, tras lo cual mantendrá un gran encuentro con la colonia española y representantes de la sociedad civil cubana.

El jefe del Gobierno español no tiene previsto reunirse con activistas opositores al Partido Comunista de Cuba (PCC), que gobierna el país desde hace casi seis décadas como única formación política legal.