La tasa de paro se sitúa en el 16,1%, excluyendo las personas en situación de ERTE (más de 700.000)

El paro ha aumentado en 527.900 personas en 2020 (un 16,5% más), situando el número total de desempleados en 3.719.800 y elevándose la tasa 2,35 puntos, mientras que el número de ocupados disminuyó en 622.600 personas (-3,12%), con un total de 19.344.300 de ocupados, reflejando los efectos de la pandemia del COVID-19.

La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que, en los 12 últimos meses, el empleo se ha incrementado en 125.800 personas en el sector público y ha descendido en 748.400 en el privado. Mientras, el número de asalariados disminuye en 604.600 (el empleo indefinido baja en 207.500 personas y el temporal en 397.100), y el número de trabajadores por cuenta propia desciende en 19.800.

Atendiendo a los sectores, en el último año el empleo baja en los cuatros, sobre todo en servicios (537.100 menos) y en la industria (-70.100).

Por comunidades, casi todas disminuyen su ocupación, presentando Cataluña (137.600 ocupados menos), Canarias (-112.800) y Comunidad de Madrid (-107.100) las mayores bajadas.

En cuanto al paro, el mayor incremento del desempleo en los 12 últimos meses se da en el grupo de 25 a 54 años (con 387.100 parados más).

Por sectores, en el último año el desempleo casi no varía en agricultura (500 parados más) y se incrementa en construcción (7.900), en industria (31.900) y en servicios (279.500). Por su parte, el número de parados que ha perdido su empleo hace más de un año aumenta en 97.700 y el de parados que buscan su primer empleo en 10.400.

Los datos por comunidades muestran que las mayores reducciones del número de parados se producen en Extremadura (-12.200 menos), Región de Murcia (-5.500) y Galicia (–3.200). Mientras, los mayores incrementos de paro en el último año se dan en Cataluña (132.100 parados más), Comunidad de Madrid (127.700) y Andalucía (83.400).