La jornada final del 17º Campeonato Iberoamericano de Trujillo ha cerrado con la medalla de oro en 800m de Esther Guerrero y un total de 18 medallas para el equipo español. La mediofondista ha logrado su primera medalla internacional individual con la selección española (ya logró el bronce con el relevo mixto en el Europeo de cross de Samorin) al hacerse con el oro en los 800 metros, donde ha conseguido una destacada victoria luchando de principio a fin como nos tienesya acostumbrados, con un registro de 2:04.55, batiendo a la uruguaya Deborah Rodríguez (2:06.19) y a la también española Natalia Romero (2:06.54) que cierra también una gran temporada en esta su nueva prueba en los últimos años a la que llegó desde la distancia inferior, los 400 metros.

También han caído en esta jornada final en el Estadio Chan Chan de la ciudad peruana de Trujillo, dos medallas de plata, primero a cargo del plusmqarquista nacional de triple Pablo Torrijos, que se fue hasta 16.74 y donde sólo cedió ante el consumado saltador cubano Christian Atanay Nápoles que se fue hasta 16.81.

La otra plata ha llegado en la prueba de lanzamiento de jabalina en la que Arantza Moreno lanzó el artefacto hasta 59.37, su segunda mejor marca de siempre y cerca de su tope personal de 59.69 logrado a mediados de julio.

La última medalla para el equipo español ha llegado en la velocidad y concretamente en relevos; el cuarteto femenino formado por Natalia Romero y Solange Andreia Pereira, Esther Guerrero y Laura Bueno, han conseguido el bronce con un registro de 3:38.22 por detrás de Portugal que fue oro y Argentina que fue plata.

De este modo, España finaliza tercera en el medallero con 18 medallas, por detrás de Brasil, la gran dominadora (34 medallas y 18 de oro) y Colombia.