Tatar era el candidato respaldado por Turquía

Victoria sorpresa del candidato respaldado por Turquía, Ersin Tatar, en las elecciones presidenciales de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC), territorio únicamente reconocido por Turquía.

Tatar, nacionalista partidario de la solución de la creación de dos estados en Chipre. se ha impuesto en la segunda vuelta de los comicios con el 51,7% del voto de los turcochipriotas, frente al 48,3% cosechado por Mustafa Akinci, quien se presentaba a la reelección como firme defensor del proceso de reunificación de la isla bajo la fórmula de un Estado federal.

La participación alcanzó el 62,5 %, cifra casi idéntica a la de 2015 (62,35 %), a pesar de las circunstancias adversas derivadas del coronavirus.

Con su decisión de apoyar a Tatar, los turcochipriotas han apostado por un mayor acercamiento aún hacia Ankara, que había respaldado abiertamente a este candidato.

En lo que respecta al futuro de esta isla dividida desde la invasión turca en 1974, Tatar defiende la creación o bien de una confederación entre las dos comunidades o directamente la división definitiva y la creación de dos estados.

Akinci, por el contrario, era partidario de darle una nueva oportunidad a la reunificación de la isla con una solución bicomunal, bifederal, con plena igualdad política para ambas comunidades, el modelo que se llevaba negociando desde hace décadas y que Tatar había dado por fracasado.