Un nuevo etiquetado, único y armonizado, entrerá en vigor este viernes  en todas las gasolineras de la Unión Europea.

Ahora, tal como exige la nueva directiva 2014/94/UE, el tipo de combustible se distinguirá por su contenido -la gasolina se denominará E5, E10 o E85; el diésel B7, B10 o XTL; y los gases lo harán como H2, CNG o LPG- y por su forma –círculo, cuadrado y rombo, respectivamente-.

De momento, y a pesar de que desde este viernes podremos verlo en las 11.495 estaciones de servicio que hay en España, el nuevo etiquetado no sustituye ni modifica la información que se da en la actualidad, sino que es una herramienta visual complementaria.

Además, según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), la nueva nomenclatura tampoco supondrá que los productos que se expidan en las estaciones de servicio vayan a ser distintos de los que se ofrecían antes de su entrada en vigor.

 

etiquetado carburantes