La OCDE indica en diversos informes que los países que disponen de una Formación Profesional de calidad están mejor preparados para hacer frente al desempleo de sus jóvenes. Es, por tanto, una opción inmejorable para facilitar el acceso al mercado laboral. Por ello, todas las administraciones en España, cada una según su competencia, se están preparando para dar un nuevo salto en el impulso de una FP más conectada con el mundo laboral, para que sus alumnos sean más competitivos, sobre todo, en el mundo Tech. De hecho, se prevé que en los próximos cinco años emerjan más de 80 nuevas titulaciones.

La noticia que ha saltado a los medios es que en este nuevo curso serán casi 900.000 los alumnos matriculados en FP, un 3,5% más que el curso pasado. En 10 años se ha casi duplicado el número de alumnos que eligen FP en España, todo un símbolo. No obstante, todavía nos queda camino por recorrer pues estamos lejos de los estándares europeos, cuando aquí estamos en el 12%, la media en Europa es del 26%. Los datos de años anteriores nos muestran un claro cambio de tendencia, ya hay más alumnos de FP en todos sus niveles que en Bachillerato.

Ante este panorama tenemos que reparar en un dato importante, el comportamiento de las ofertas de trabajo para alumnos de FP, casi alcanza la universitaria, ya que el 40% se dirige a alumnos de FP. La proyección a futuro, en el horizonte 2030, se orienta de forma diversa a la actualidad, crecerá hasta un 65% la oferta de FP media y un 35% la FP superior y grados universitarios. 

Por tanto, hemos de reorientar el ciclo actual dirigiendo parte de la demanda hacia una oferta de FP media en los próximos años, más profesionalizante y conectada al mercado laboral, con todo lo que ello requiere: idiomas, capacidades múltiples, capacitación digital, etc. La Inteligencia Artificial cambiará el panorama laboral de las próximas décadas, pero seguirán haciendo falta muchos puestos de trabajos orientados al cliente que pueden estar muy bien cubiertos con la Formación Profesional. Hay un dato importante que avala la apuesta por la FP: en 2018 el desempleo de jóvenes por debajo de 25 años en relación a los graduados en FP solo era del 7,5% frente al 30%. En países como Alemania, Suiza o Holanda la media de matrícula en FP supera en varios puntos el 12% de España; para ello hay que aumentar la oferta y diversificarla, para que nadie que quiera estudiar FP se quede fuera.

Queda mucho por hacer, la apuesta por la FP Dual es todavía casi residual un 0,4% del total frente al 17% en otros países de nuestro entorno europeo y occidental. También queda tarea en sumar FP y oferta universitaria para acercar el mundo de la empresa a la universidad, en un mundo cambiante e interconectado. En suma, se tiene que seguir avanzando en fortalecer una Formación Profesional que abra nuevos horizontes al empleo juvenil.

Enrique Belloso Pérez  | Director de Relaciones  Institucionales y Comunicación de CEU Andalucía

Artículo incluido en el número de octubre de de la revista Agenda de la Empresa