Al menos 70 personas han resultado heridas este jueves durante los choques violentos entre manifestantes de una protesta opositora en Tiflis y la Policía, que ha intentado impedir que entraran en el Parlamento. Según el Ministerio de Sanidad georgiano, entre los heridos hay 40 agentes y 30 manifestantes, además de periodistas que cubrían la protesta, para cuya disolución las fuerzas antidisturbios recurrieron a cañones de agua, gases lacrimógenos y balas de goma. También procedieron a varias detenciones, sin que se conocieran por el momento el número de arrestos.