Para usar los cargadores solo hay que descargarse la aplicación de recarga de Endesa X, “JuicePass”

Endesa X ha firmado un convenio con la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España para la instalación de puntos de recarga. De esta manera, vecinos y turistas, tendrán la posibilidad de recargar la batería de sus vehículos mientras visitan uno de los pueblos de esta red de localidades singulares por su belleza.

Albarracín, Alquézar, Anento Briones, Candelario, Grazalema, Morella, Segura de la Sierra, Sepúlveda, Urueña, Valderrobres y Zahara de la Sierra serán los primeros pueblos de la Asociación que contarán con cargadores de Endesa X.  

En cada ubicación será posible cargar al menos dos vehículos eléctricos a la vez con una tecnología semirrápida (22 kW) o superior, con lo que los usuarios podrán tener el 80% de su batería recargada entre 60 y 90 minutos.El de Briones, en La Rioja, ya se encuentra, de hecho, instalado y en breve estará también operativo.

Con este primer acuerdo, Endesa X y la Asociación facilitan la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, ayudan a mantener la calidad del aire en estos pueblos, ya que no emiten ni óxidos de nitrógeno ni partículas y permiten una casi nula contaminación acústica, al ser muy silenciosos. Además, se promueve la economía local y el cuidado del medioambiente.

Según Josep Trabado, director general de Endesa X, “seguimos dando grandes pasos en nuestro objetivo de facilitar la recarga a todos los españoles, democratizar la movilidad eléctrica, estar donde el cliente está y cubrir sus necesidades de recarga, para que deje de ser una barrera de entrada. Y además, en el caso de ubicaciones tan emblemáticas como los pueblos más bonitos de España, contribuir a que su futuro sea también más sostenible”.

Para Francisco Mestre, presidente de la Asociación, “con este primer acuerdo damos soporte a las necesidades actuales de movilidad eléctrica en nuestros pueblos, y damos servicio en ruta a los visitantes que ya son usuarios del coche eléctrico. Sin duda, es un valor añadido para el turismo y un paso importante hacia la movilidad sostenible en el mundo rural, destino ideal para los viajeros que buscan la esencia de lo auténtico, sin alterar la pureza de nuestro aire, ni contaminar acústicamente nuestras calles”.