Almería – Técnicos de Endesa han finalizado los trabajos de ejecución y puesta en servicio de una nueva línea de alta tensión (66 kilovoltios) entre las subestaciones Berja, en la localidad del mismo nombre, y Cosario, ubicada en el municipio de La Mojonera. Estos trabajos –que han consistido en la construcción de la nueva línea aprovechando el trazado de otra antigua ampliándola a doble circuito, esto es, dos líneas distintas aprovechando los mismos apoyos(postes)— ven ahora completada su maniobrabilidad con la instalación y funcionamiento de las actualizaciones de las posiciones de telecontrol y telecomunicaciones en la subestación Aguadulce y las nuevas de la subestación Berja.

Berja-Cosario 1Así, la nueva línea interconectada con la ya existente entre las subestaciones Cosario y Aguadulce optimiza la configuración de la red eléctrica de la zona del Poniente Almeriense, lo que facilita la maniobrabilidad de las instalaciones, un mejor reparto de cargas y una capacidad de respuesta más ágil en caso de producirse una avería en alguna de las instalaciones.

Los trabajos acometidos, que supusieron una inversión de 2,5 millones de euros incluyendo la puesta en servicio de la nueva posición de Berja (250.000 euros),  contribuyen a incrementar y mejorar la calidad de servicio en alta tensión en esta zona de la provincia de Almería y las localidades próximas.

Dicha posición de 66 kilovoltios permite telecontrolar y telemandar sobre el recorrido completo de la línea al dotarla de avanzadas herramientas de telecomunicaciones que facilitan las maniobras sobre ésta en caso de que se tenga necesidad de cambiar su configuración o realizar alguna operación ante posibles averías sin necesidad de desplazar técnicos al lugar.

Utilizando y optimizando el recorrido del antiguo trazado de línea, han sido demolidos 104 antiguos apoyos de hormigón y se han instalado 84 nuevos de celosía de doble circuito, mayor resistencia y última generación.

Para la nueva línea, de 22,8 kilómetros de trazado, se ha utilizado cable de 280 milímetros cuadrados de sección y se le ha dotado de cable de fibra óptica que permite la transmisión de datos entre instalaciones eléctricas para agilizar su maniobrabilidad sin necesidad del desplazamiento de equipos técnicos. Con el nuevo cable, la capacidad de la línea se incrementa un 83% por cada circuito, lo que supone más de un 160% en total.

Estos trabajos han sido realizados utilizando avanzados elementos para este tipo de instalaciones, como la utilización de composite para el aislamiento lo que minimiza la posibilidad de desconexiones provocadas por acumulación de salitre y humedad en zonas costeras, como ocurría con los antiguos sistemas de aisladores. Además, ha sido necesario adaptar el parque exterior de 66 kilovoltios de la subestación Berja para la energización del nuevo circuito.