Se trata del sistema LARS (Localización de Averías y Reposición del Suministro)

Uno de los pilares del proyecto #eCitySevilla para hacer de la Isla de la Cartuja un modelo de ciudad en ecosistema abierto, digital, descarbonizado y sostenible en 2025, es hacer que las redes de distribución eléctrica en este enclave interaccionen con el propio ecosistema del proyecto.

En este sentido, Endesa, uno de los socios ideadores del proyecto #eCitySevilla, se ha puesto manos a la obra y ha implantado en los centros de transformación que tiene en la Isla de la Cartuja la última tecnología en lo que a digitalización de la red se refiere.

Se trata del sistema LARS (Localización de Averías y Reposición del Suministro), un sistema automático que funciona ante una avería como un operador virtual, realizando desde el mismo sistema del Centro de Control -al igual que harían los operadores humanos- las maniobras en la red que sean necesarias para aislar las incidencias en la red y reponer el suministro en menos de tres minutos.

Este sistema además se encarga de gestionar los telemandos que existen en los centros de transformación, que son los que permiten el control remoto de las redes. En particular en el entorno de #eCitySevilla Endesa tiene instalados 23 de estos telemandos, y a lo largo de los próximos tres años la compañía instalará un 25% más.

Además, Endesa está trabajando para integrar datos históricos de incidencias, tasas de error, mapas de obras de las calles y previsiones meteorológicas entre otra información, para que el sistema LARS pueda determinar con mayor precisión en qué punto de la línea se ha producido la incidencia. Utilizando técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial para procesar toda esa información -por ejemplo, dónde han caído rayos, dónde se están realizando obras en la calle que pueden afectar a algún cable- las probabilidades de determinar el origen de la incidencia con más rapidez aumentan significativamente.