Los equipos de rescate han hallado el cadáver de una mujer sepultada bajo los escombros de la panadería donde el sábado se registró una fuerte explosión en el centro de París, de modo que se elevan a cuatro las víctimas mortales por este suceso.