Un equipo de la OMS está en Wuhan para investigar el origen del coronavirus

Familiares de los fallecidos por COVID-19 en Wuhan denunciaron este miércoles (27.01.2021) que las autoridades chinas eliminaron su grupo en redes sociales y los están presionando para que guarden silencio mientras un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra en la ciudad para investigar el origen del virus.

Decenas de familiares se han unido en internet para pedir responsabilidades a las autoridades, a las que culpan de la mala gestión del brote que asoló la ciudad hace un año. Según estos familiares los gobiernos provinciales de Wuhan y Hubei permitieron que el coronavirus se descontrolara, primero para tratar de ocultar el brote cuando surgió por primera vez en la ciudad en diciembre de 2019 y luego por no alertar al público.

Un grupo en la red social WeChat, utilizado por entre 80 y 100 familiares durante el último año, fue eliminado repentinamente y sin explicación alguna hace unos diez días, dijo un miembro del grupo, añadiendo que “Esto demuestra que (las autoridades chinas) están muy nerviosas. Tienen miedo de que estas familias se pongan en contacto con los expertos de la OMS”.