La Conferencia de la OMT sobre Turismo de City-Breaks generando experiencias turísticas innovadoras (15-16 de octubre de 2018) concluyó hoy en Valladolid, España, con un llamamiento a las ciudades a convertirse en destinos turísticos inteligentes, donde la gobernanza del turismo y la economía digital se combinan, para brindar a los viajeros experiencias diversas y auténticas.

La conferencia reunió a líderes de turismo del sector público y privado para analizar cómo responder a la creciente tendencia de visitar ciudades en busca de experiencias de ocio. Se concluyó que las asociaciones público-privadas, la integración de las comunidades locales y la creación de destinos inteligentes son cruciales para que los destinos urbanos acumulen el conocimiento y definan las políticas que necesitan para responder a las nuevas demandas de un turista hiper-conectado e hiper-informado.

“Debemos comprender la evolución del turista, más sostenible e inclusivo, utilizando nuevas herramientas tecnológicas”, dijo Jaime Cabal, Secretario General Adjunto de la Organización Mundial del Turismo (OMT). “Se necesita creatividad e innovación en el diseño de las experiencias que buscan cada vez más”, agregó.

 

Entre los oradores de la conferencia se encontraba Dieter Hardt-Stremayr, presidente de European Cities Marketing and Tourism y CEO de turismo de Graz en Austria, quien describió lo que consideraba desafíos clave para el crecimiento de las escapadas urbanas: problemas de transporte, estacionalidad, dispersión de la demanda turística dentro de una ciudad, y en el tiempo. “Nuestro principal desafío es atraer visitantes para que lleguen ahora mismo. Para superarlo, los destinos deben centrarse en aquellas partes de la oferta turística que son ’temporales’”, concluyó.

Las principales conclusiones de la conferencia se relacionan con los modelos de gobernanza del turismo urbano. Los participantes destacaron que, con el crecimiento de los enlaces de transporte de alta velocidad y bajo costo que brindan a cada vez más visitantes acceso a las escapadas urbanas, los destinos de ciudad deben responder priorizando las inversiones que benefician tanto a los residentes como a los turistas.

También concluyeron que con los avances tecnológicos que permiten la creación de destinos inteligentes, las organizaciones de gestión de destinos deben cambiar su enfoque, desde solo promocionar las experiencias disponibles para los turistas en las ciudades, hasta gestionar el turismo urbano en toda su complejidad. Por su parte, los responsables de política de turismo deberían usar herramientas de destinos inteligentes para estudiar el impacto del turismo en la rentabilidad y la sostenibilidad de una ciudad, y colocar el destino en el centro de los cambios de política. Estas conclusiones se tendrán en cuenta en el plan de trabajo de la OMT sobre turismo urbano.