El Rey ha declarado este viernes inaugurados los XVIII Juegos Mediterráneos en una ceremonia celebrada en el Nou Estadi de Tarragona y en la que ha estado acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra.

La ceremonia ha concluido con una intervención del alcalde de Tarragona y presidente del comité organizador de estos juegos, Josep Félix Ballesteros, y otra del presidente del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, el argelino Amar Adaddi.

Ha sido a continuación cuando Felipe VI ha intervenido para dar la bienvenida a Tarragona en catalán, inglés, francés y castellano y declarar inaugurados los Juegos.

“Declaro inaugurados los XVIII Juegos Mediterráneos 2018 en Tarragona. Enhorabuena. ¡Adelante!”, ha proclamado entre aplausos, incluidos los del presidente de la Generalitat.

En el último tramo de la ceremonia inaugural se han escuchado gritos de ¡Viva España! y ¡Viva el Rey! secundados por la mayoría de presentes en el estadio y cánticos de “¡Yo soy español, español!”.

En su intervención, el alcalde de Tarragona ha empezado saludando a las autoridades, y cuando ha hecho mención del presidente de la Generalitat se han escuchado silbidos desde las gradas, en las que había más banderas españolas que independentistas.

Ballesteros ha subrayado que estos juegos son posibles gracias a la colaboración de personas e instituciones, y ha reivindicado la necesidad de “compartir, respetar y construir”, porque así, ha remarcado, “ganaremos juntos”.

Por su parte, el presidente del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos ha agradecido a las instituciones que hayan mantenido los juegos pese a las diferencias políticas.