Este sábado se ha firmado en la capital del país, Jartum, un acuerdo entre militares y civiles para instaurar un Gobierno de transición. Desde que el pasado abril, los militares derrocaran al que fuera su presidente durante más de 25 años, Sudán está bajo el mandato de los militares, lo que ha provocado en los últimos meses diferentes episodios de agitación y violencia en el país.

En la firma constitucional ha mediado la Unión Africana, de la que forman parte 55 países africanos. Entre ellos está Sudán, pero el pasado junio la organización suspendía su membresía por la dura represión del Gobierno en las recientes manifestaciones civiles.

La noticia del acuerdo, que ha sido presenciado por mandatarios de otros países, genera grandes expectativas en el país africano donde viven alrededor de 43 millones de personas.