El neo premier sudanés, Abdalá Hamdok, lo anunció en televisión en directo. Es un paso importante en la transición conquistada duramente por el país para un gobierno civil luego de décadas de autoritarismo.