La aviación rusa ha bombardeado este jueves, por segundo día consecutivo, posiciones de los grupos armados que luchan contra el régimen de Bachar al Asad en Siria, según ha confirmado el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado, en el que afirma que los ataques, con más de 50 aviones y helicópteros,  han tenido lugar en las provincias de Idlib, Hama y Homs, en el norte y el centro del país.

2bombardeo-ruso-en-SiriaAunque Rusia insiste en que esos ataques van dirigidos “contra posiciones del Estado Islámico”, el objetivo sigue siendo discutido: el principal grupo rebelde asegura que los aviones rusos disparan contra sus bases.

El Observatorio sirio de Derechos Humanos, organización que tiene su sede en el Reino Unido pero que dispone de una amplia red de colaboradores sobre el terreno, asegura que en algunas de las zonas atacadas no hay rastro alguno de los yihadistas del Estado Islámico desde hace meses y que los objetivos atacados eran civiles.