Rusia celebró este domingo una jornada electoral con hasta 5.000 elecciones regionales y locales. Los comicios fueron precedidos por las mayores protestas de la oposición de los últimos años después de que las autoridades electorales impidieran a 57 candidatos de la oposición extraparlamentaria competir en Moscú. 

En Moscú se disputaban 45 escaños por los que competían 225 candidatos de nueve partidos.  El “voto inteligente”, la estrategia ideada por el líder de la oposición extraparlamentaria, Alexéi Navalni, para arrebatar poder al partido oficialista Rusia Unida en las elecciones rusas del domingo ha surtido efecto, dado que la oposición ha logrado 20 escaños en la asamblea legislativa de Moscú. En el resto del país, el voto inteligente no ha tenido el mismo resultado, dado que Rusia Unida ha logrado mayorías en 11 asambleas legislativas, según aseguró el domingo el secretario del consejo general del partido, Andréi Turchak.

En Moscú, la participación ha sido de entre un 21% y un 22%; 56 millones de votantes estaban llamados a acudir a las urnas en elecciones de distinto nivel en 85 regiones.