El diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y una gran alianza cívica para buscar una salida a la crisis que en dos meses ha causado al menos 218 muertos se ha reanudado este lunes en Nicaragua, tras una semana de suspensión y con la presencia de un equipo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que actúa como mediadora, y por la Alianza Cívica, que aglutina a empresarios, sociedad civil, estudiantes y agricultores, han informado del inicio de esta reunión.

La CIDH se ha sumado este lunes al diálogo nacional, a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), con el objetivo de dar seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por el organismo.

Recibirá un grupo de expertos de la ONU

Este martes llegará a Nicaragua un equipo de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. La Oficina aseguró en un comunicado que los detalles de la visita habían sido entregados el sábado a la Cancillería del país.

Varios funcionarios llegarán en días subsiguientes para “mantener una presencia in situ durante el tiempo que sea necesario y dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguridad, observar la situación de los derechos humanos y brindar asistencia en estrecha coordinación con la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos”.

La Oficina recibió una carta del Gobierno de Nicaragua otorgándole acceso al país el pasado 21 de junio.