No es el primer esfuerzo multilateral para abordar la actual crisis económica, política y humanitaria de Venezuela, pero es, sin duda, el primero en reunir a países con perspectivas tan radicalmente diferentes sobre lo que debería hacer la comunidad internacional.

Durante el encuentro, que será copresidido por la alta representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, y por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, participarán representantes de las cancillerías de Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México, Uruguay, Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.