Un tiroteo masivo en un centro comercial de El Paso (Texas) este sábado, dejó 22 muertos y 26 heridos, convirtiéndose en el acontecimiento de estas características número 249 en lo que va de año.  

El sospechoso “un hombre blanco de 21 años” e identificado por la prensa local como Patrick Crusius, se entregó a los agentes de policía en el centro comercial sin ofrecer resistencia.

El sospechoso es de Allen, un suburbio de Dallas a 650 millas (1.046 km) al este de El Paso, y la policía cree que condujo durante horas hasta los grandes almacenes de Walmart, donde se ha producido el ataque, según informa Reuters.

Crusius habría dejado un manifiesto, que investigan las autoridades, y que tendría motivaciones racistas contra los inmigrantes.

Este domingo, diez personas murieron en otro tiroteo en Dayton, en el estado de Ohio (noroeste de Estados Unidos), incluyendo el atacante, quien fue abatido, anunció la policía.

Este nuevo ataque en Dayton dejó además 26 personas heridas. Las autoridades indicaron que “neutralizaron” al atacante “en menos de un minuto”.