Francia ha desplegado 1.600 efectivos adicionales de la Policía que controlarán de forma más minuciosa las fronteras y el transporte público.

En Alemania, fuentes del ministerio del Interior apuntaron que han reforzado los dispositivos de seguridad en lugares tan transitados como los aeropuertos o estaciones de ferrocarril, así como en las comunicaciones por carretera con bélgica.

En Italia, después de los atentados en Bruselas, la alerta permanecerá en el nivel 2, que precede a la “alerta por ataque en curso”. Según el ministro del Interior del país, se han reforzado todas las medidas de seguridad, sobre todo, los objetivos sensibles.
También anunció que Italia llevará a cabo más expulsiones de personas consideradas próximas al extremismo islámico.

(fuente: Euronews)