La líder de la región semiautónoma, Carrie Lam, admitió que los resultados “muestran la decepción de los votantes” con la situación de la ciudad

Con una participación del 71,2 por ciento de votantes, los partidos alineados con Pekín, a los que Lam está vinculada, solo consiguieron 59 concejales de distrito, frente a los casi 300 que tenían antes, mientras que los contendores prodemócratas se quedaron con 388 concejales de distrito.

La mayoría prodemócrata implica que también controlarán 117 asientos de los 1.200 miembros del comité que escogerá el próximo año al nuevo jefe Ejecutivo de Hong Kong.

En su comunicado, Lam apuntó a que el gobierno respeta el resultado de las elecciones locales y que “escuchará humildemente las opiniones de la gente y reflexionará con seriedad” sobre los problemas de la ciudad. También aseguró que “el Gobierno fortalecerá la cooperación con los concejales para resolver los problemas de los distritos que preocupan a la gente”, señaló Lam sobre los nuevos cargos electos que asumirán el 1 de enero de 2020.

La bolsa hongkonesa se ha disparado tras la victoria prodemócrata en las elecciones. En China, han relativizado el triunfo de los partidos prodemocráticos.