Con las elecciones del domingo en Italia el Movimiento 5 Estrellas (M5S) se convierte en el partido más votado del país. Con el 75% escrutado, el Movimiento obtiene más de 8 millones de votos (el 32%).

La coalición de centroderecha en la que participan Forza Italia (el partido de Silvio Berlusconi) y la Liga Norte obtiene de momento un 37% de votos (9,6 millones de sufragios). Por su parte la coalición de centroizquierda encabezada por el Partido Democrático (PD, socialdemócrata) de Matteo Renzi queda muy lejos en tercera posición, con un 23%.

Un sondeo de Consorzio Opinio Italia para el canal público RAI apuntaba en la noche del domingo que la derecha tendría en la Cámara de Diputados entre 225 y 265 escaños mientras que el M5S estaría entre los 195 y los 235 escaños. En el Senado, los partidos de la derecha junto a Berlusconi tendrían entre 112 y 152 escaños y el M5S entre 75 y 115 senadores, lo que supondría un importante avance del partido antisistema respecto a los comicios generales del 2013.

No está tan claro, sin embargo, quién podrá formar gobierno, ya que con le nuevo sistema electoral es necesario obtener un 40% de votos para asegurarse una mayoría parlamentaria.