Y la energía a carbón disminuyó del 76% al 66%

India tiene un papel crucial que desempeñar en la promoción de la energía limpia y la acción climática mientras el mundo busca recuperarse de la pandemia de COVID-19, expresó este viernes el secretario general de Naciones Unidas.

António Guterres fue el encargado de dar la decimonovena conferencia conmemorativa de Darbari Seth, un pionero en la acción climática, y en su discurso pidió a la India que tome la iniciativa en la transformación de los sistemas económicos, energéticos y sanitarios mundiales para salvar vidas, crear economías inclusivas y evitar la amenaza del cambio climático.

 “India puede convertirse en una verdadera superpotencia mundial en la lucha contra el cambio climático si acelera su cambio de los combustibles fósiles a las energías renovables”, afirmó.

Dado que la pandemia pone en riesgo el desarrollo sostenible y expone vulnerabilidades que empeorarán con el cambio climático, el Secretario General describió cómo una transición a la energía limpia podría beneficiar a millones de personas en todo el mundo.

 “Las inversiones en energía renovable, transporte limpio y eficiencia energética durante la recuperación de la pandemia podrían extender el acceso a la electricidad a 270 millones de personas en todo el mundo, un tercio de las personas que actualmente carecen de ella”, dijo.

 Además, “estas mismas inversiones podrían ayudar a crear nueve millones de empleos anuales durante los próximos tres años”, agregó.

Guterres destacó el progreso de India en el sector de energía renovable, donde el número de trabajadores se ha quintuplicado desde 2015. El año pasado, el gasto en energía solar eclipsó por primera vez la generación de energía a base de carbón.

Sin embargo, el titular de la ONU señaló que los subsidios para los combustibles fósiles, como el carbón, siguen siendo aproximadamente siete veces más altos. La situación es la misma en muchas otras partes del mundo, algo que considera “profundamente preocupante”.

“Le he pedido a todos los países del G20, incluida India, que inviertan en una transición verde y limpia mientras se recuperan de la pandemia de COVID-19”, dijo. “Esto significa poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles, poner un precio a la contaminación por carbono y comprometerse a no construir nuevas centrales eléctricas de carbón después de 2020”.