El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha inaugurado esta mañana la Conferencia Antiterrorista de INTERPOL sobre los Combatientes Terroristas Extranjeros que se desarrolla en Maspalomas (Gran Canaria). Durante tres días, 125 participantes de 38 países de todos los continentes y cinco organizaciones internacionales, intercambiarán experiencias y recopilarán información policial sobre los combatientes en las redes sociales y  la desarticulación de redes dedicadas a la organización y facilitación de sus desplazamientos, en particular, las que se ajustan al modelo revelado por casos recientes. Durante el acto de inauguración Cosidó ha expuesto la necesidad de “abordar la amenaza desde la raíz, a través de la desarticulación de las redes dedicadas al reclutamiento y traslado de los combatientes a países en conflicto y mediante la neutralización de los terroristas retornados”.

El director ha señalado que en este encuentro se focalizará la atención en los combatientes que se desplazan a zonas de conflicto de Siria e Irak, la necesidad de contar con un marco legal común y la optimización de instrumentos existentes como las diversas bases de datos de INTERPOL, especialmente las de terroristas internacionales y la de documentos de viaje perdidos o sustraídos. Cosidó ha reiterado “la importancia de los países trabajen en equipo y se ofrezca una respuesta global, en la que INTERPOL es la institución idónea para detectar de manera proactiva estas conductas delictivas y anticiparse a sus consecuencias”.

En la sesión de inauguración han participado también la delegada del Gobierno en las Islas Canarias, María del Carmen Hernández, y el subdirector del Centro de Fusión de la Lucha Antiterrorista-INTERPOL, Juan Francisco Heras.

 

reunion_trabajo_interpolGrupo de trabajo sobre la Lucha Antiterrorista en INTERPOL

La Subdirección Centro de Fusión para la Lucha Antiterrorista de la OPIC-INTERPOL, organiza en Maspalomas la cuarta reunión del Grupo de Trabajo sobre la Lucha Antiterrorista, -la tercera que se desarrolla en España-, dedicada a los combatientes terroristas extranjeros en cooperación con el Cuerpo Nacional de Policía.

El objetivo principal del proyecto sobre combatientes terroristas extranjeros es contribuir a socavar sus actividades, entre ellas las de sus redes dedicadas su reclutamiento y traslado. El problema que estas personas plantean genera una profunda preocupación en todos los países que vigilan exhaustivamente la partida de sus ciudadanos para combatir en zonas de conflicto de Siria e Irak y su más que probable regreso a sus países de origen más radicalizado.

En esta reunión se pretende ayudar a los países miembros de la Organización Internacional de Policía Criminal a obtener una visión general del perfil individual de los terroristas extranjeros y de las redes descubiertas hasta la fecha. También quiere contribuir a poner en marcha mecanismos para detectar e impedir el reclutamiento y traslado de esas personas y la facilitación de sus actividades mediante el intercambio de información sobre casos concretos.

Durante las jornadas habrá ponencias de especialistas de los distintos países que asisten, para intercambiar experiencias sobre el descubrimiento y desarticulación de redes dedicadas a  la organización y facilitación de viajes, en particular, las que se ajustan al modelo revelado por casos recientes en curso. También se aprovechará la cita para recopilar información policial sobre los terroristas en las redes sociales y se tratará su implicación en acciones terroristas u otras actividades delictivas al regresar a sus países de origen, y el tratamiento por parte de las fuerzas del orden y las autoridades judiciales de delitos perpetrados en países extranjeros inmersos en conflictos, así como los hábitos de conducta previos a los viajes indicativos de la probabilidad de que personas consideradas peligrosas se desplacen realmente a zonas de conflicto.

El número de presuntos combatientes terroristas extranjeros registrados en bases de datos de INTERPOL ha superado los 800, estando esta información a disposición de los países miembros de la organización. Todos los países que han aportado datos al proyecto, más de 30,  podrán consultar  una versión actualizada del libro de fotografías de combatientes terroristas extranjeros.