La guerra en Yemen deja 8 niños muertos o heridos al día, a pesar del acuerdo de Estocolmo

– La ciudad suiza de Ginebra acoge este martes una conferencia humanitaria para movilizar recursos destinados a Yemen, que sufre el “peor desastre humanitario del mundo”, según el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, que asiste a este encuentro en el que también participarán otros miembros de la comunidad internacional. Para hacer frente a este escenario, la ONU y sus socios humanitarios han solicitado unos 3.700 millones de euros para 2019.

La operación de asistencia alimentaria en Yemen logró evitar la hambruna el año pasado, pero el hambre ha aumentado y el Programa Mundial de Alimentos se encuentra ahora inmerso en una ampliación de sus operaciones para llegar a 12 millones de las personas más vulnerables en el país, devastado por la guerra.

La cifra de aportes es la más alta registrada en tres años. En 2018 se recaudaron 2100 millones, sin embargo, las agencias humanitarias aseguran que se necesitan al menos cuatro mil millones para ayudar a quienes lo necesitan, que cada vez son más.

Por su parte, el Fondo para la Infancia, UNICEF, ha denunciado que no ha habido suficientes cambios desde que se firmó el acuerdo de Estocolmo en diciembre de 2018 que dio inicio a las conversaciones entre el Gobierno y los rebeldes hutíes.

Desde entonces, ocho niños han muerto o resultado heridos cada día. La mayoría de ellos se encontraban jugando en la calle o de camino a la escuela. UNICEF pidió que se proteja a los civiles, se mantenga a los niños fuero de peligro y se permita la entrada de ayuda humanitaria en cualquier punto del país.