Por otra parte, las solicitudes de asilo crecieron el 7,3% el año pasado, por un total de 132.614 expedientes depositados. Según las autoridades transalpinas, el aumento de las solicitudes se debe principalmente a los “movimientos secundarios” de los migrantes que ya ingresaron a Europa, dado que entretanto las llegadas irregulares al continente disminuyeron considerablemente en comparación con años anteriores.