Las temperaturas llegan en algunas localidades a 18ºC bajo cero 

La ola de frío que ha seguido al temporal Filomena, que azotó media España con un balance de cinco muertos y nevadas históricas, continúa dejando temperaturas extraordinariamente bajas en la Península. En la madrugada de este miércoles se ha llegado a -18ºC, aunque se espera que vayan subiendo paulatinamente. 

Las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha estudian los daños para pedir la declaración de zona catastrófica. Mientras tanto, se recupera el transporte ferroviario y aéreo, y las autoridades insisten en que las placas de hielo desaconsejan coger el coche.

En Madrid, Mercamadrid, el mayor mercado de mayoristas, retomó este martes su actividad y han vuelto los productos frescos a los supermercados. La vuelta a clase se ha retrasado en esta comunidad hasta el día 18.