Rusia celebra hoy el 71 aniversario de la victoria soviética en la Segunda Guerra Mundial, con un desfile militar en la Plaza Roja de Moscú en presencia del presidente Vladimir Putin, transmitido en directo por la televisión de Estado.

Más de 10.000 soldados han marchado en una fiesta patriótica que recuerda a los 26 millones de muertos soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial.

PutinDurante el desfile, Putin dijo que Rusia está dispuesta a trabajar en un moderno sistema de seguridad no basado en “bloques contrapuestos”; hize hincapié también en la lucha antiterrorista: “La Historia nos cuenta que la paz, en nuestro planeta, nunca viene por sí sola. En estos momentos, la civilización afronta una nueva amenaza. Por eso estamos dispuestos a construir un nuevo bloque de seguridad internacional para derrotar al terrorismo. Rusia está abierta a unir sus fuerzas con otros países y está preparada para crear un sistema de seguridad internacional más allá de los bloques tradicionales.”

En el desfile también se han exhibido dos centenares de vehículos blindados y sistemas de armamento, además de helicópteros y aviones. Una prueba de fuerza por parte del Kremlin que tiene lugar tras anunciar la creación de tres nuevas divisiones militares antes de fin de año para contrarrestar el incremento de las fuerzas de la OTAN en Polonia y en los países Bálticos, cerca de las fronteras con Rusia.