36751_I_ficha_cultuwebEl bosque es el lugar quizás más representativo de nuestro inconsciente. Un lugar de silencio, de soledad de percepción de la tierra como una presencia viva y autónoma. Es también, en los más antiguos cultos, un lugar de encuentro con la divinidad y el espacio privilegiado de la manifestación de los propios dioses. Se considera un “santuario”, un lugar donde lo natural y sagrado expresan la fuerza de la naturaleza, independiente de los hechos y los hábitos humanos, un poderoso intermedio entre la tierra y el cielo, una conexión constante de las raíces que se hunden en la tierra y en el mundo subterráneo lleno de vida y materia, a las cumbres más altas de los árboles que alcanzan hasta, aire, la bóveda del cielo, el espíritu de respirar.

Ficha técnica

Obra: 58 obras
Autor/a/es/as: Amaya Valcárcel y Giuseppe Imperato
Cronología: 2013-2014
Técnica: Fotografía y pintura
Tamaño: diferentes formatos
Procedencia: Colección privada de los autores