El candidato del Partido Social Liberal fue apuñalado por un hombre de 40 años cuando realizaba un acto proselitista en el centro de Juiz de Fora, ciudad del interior de Minas Gerais, que es el estado con el segundo colegio electoral nacional.

Jair Bolsonaro inmediatamente fue hospitalizado en un estado “muy grave”, con riesgo de muerte, pero ya se encuentra estable y reaccionó “satisfactoriamente” a la operación a la que fue sometido.

El atentado causó una extraordinaria conmoción a un mes de los comicios presidenciales del 7 de octubre y un día antes del feriado nacional del 7 de setiembre, Día de la Independencia, celebrado con un importante desfile en Brasilia.