Un grupo de agentes de la Guardia Civil que se encontraba en la sede de la conselleria de Economía de la Generalitat desde las ocho de la mañana del miércoles ha abandonado estas dependencias, después que los Mossos d’Esquadra han logrado crear un pasillo de seguridad.

Según informa Efe, cinco agentes de paisano han abandonado el departamento pasadas las tres de la madrugada y, tras recorrer un pequeño tramo de Rambla de Catalunya, han girado por Gran Vía, donde han subido a unos vehículos sin logotipos policiales, en los que se han marchado escoltados por los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos, que habían advertido por megafonía al centenar de manifestantes que permanecía en la zona de madrugada, se han desplegado en medio de abucheos de los allí presentes. Algunas personas se han sentado en el suelo cuando han sido avisados de que iban a despejar la zona, en confluencia con la Rambla y Gran Vía de Barcelona.

Finalmente, los últimos agentes que permanecían dentro han abandonado el edificio pasada las 7.00 horas, tras casi 24 horas de registro en la Conselleria. También los vehículos y agentes de los Mossos que custodiaban el exterior del edificio han abandonado el lugar tras la salida de la Guardia Civil.