La deuda de las familias cayó en 24.949 millones de euros en 2015, un 3,3% interanual, y se situó en 723.528 millones en el último mes del año, la cifra más baja desde junio de 2006.

Solo en el mes de diciembre, la deuda de los hogares españoles se redujo en casi 10.000 millones al pasar de los 733.022 millones de diciembre a 723.528 millones.

La caída del endeudamiento de las familias en 2015 se debe, principalmente, al descenso del 4,1% de los préstamos para adquisición de vivienda, hasta los 560.874 millones de euros. En comparación con noviembre de 2015, estos créditos cayeron un 0,5%.

Sin embargo, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 77,5% del mismo.

Por su parte, los préstamos que las familias destinan al consumo cayeron un 0,5% el año pasado, hasta 162.654 millones de euros, y los préstamos fuera de balance bajaron un 70,8%.