El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, ha ganado las elecciones presidenciales celebradas en el país el pasado lunes, según ha anunciado este viernes la Comisión Electoral (ZEC).

Mnangagwa, de la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), se ha impuesto a su principal rival, el líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), Nelson Chamisa, en seis de las diez provincias del país.

El actual presidente ha logrado el 50,8 por ciento de los votos, de manera que ha evitado ir a una segunda vuelta al cumplir con el requisito de obtener, como mínimo, la mitad de los sufragios más uno.

Chamisa, por su parte, se ha adjudicado el 44,3 por ciento de los votos, si bien un portavoz de su partido, Morgan Komichi, ha tildado los resultados de “falsos” al no haber sido verificados por el MDC.

Los resultados, muy esperados durante la semana, se divulgaron al término de una jornada tensa en Harare, con amplia presencia de la Policía y, sobre todo, del Ejército, que patrullaron las calles tras la violencia postelectoral que se vivió el miércoles.

Al menos seis personas resultaron muertas y catorce heridas en los disturbios, informó este jueves la Policía.