El programa Línea Verde de CORREOS, una de las acciones más relevantes en el ámbito de la RSC de la compañía, comienza en el año 2000. A través de la comercialización de sobres, cajas y embalajes ecológicos, fabricados de manera respetuosa con el medioambiente, ayudamos a financiar proyectos de reforestación en España.

Además, este programa tiene otro valor añadido y es la sensibilización a la sociedad sobre la importancia de preservar el patrimonio natural y la biodiversidad. Estos productos incorporan una leyenda en la que informamos a los clientes de la contribución que realizan, al adquirirlos, para la plantación de árboles, promoviendo así la oferta de productos respetuosos con el medioambiente y, a la vez, favoreciendo la concienciación de la sociedad hacia un comportamiento de compra de productos ecológicos.

Para llevar a cabo estas acciones de reforestación hemos colaborado, desde el año 2000 hasta 2010, con la Fundación Bosques de la Tierra. Con esta organización se plantaron un total de seis bosques ubicados en las provincias de Málaga, Segovia, Asturias, Cáceres, Gran Canaria y Zaragoza. Y, de manera puntual, con Plantemos para el Planeta-Ardilla ConnectingLife se reforestó una zona en Benirràs (Ibiza) y otra en Artà (Mallorca) en el año 2013.

A partir de 2010, estos proyectos de restauración forestal los realizamos con WWF España (World Wildlife Fund), sucesora de ADENA en nuestro país. Con esta organización conservacionista se han plantado otros diez bosques en las siguientes provincias: Lugo, Pontevedra, Toledo, Murcia, Cáceres, Guadalajara, Madrid, Valencia, Huelva y Huesca. En todos los casos, se realizan labores de seguimiento (control y sustitución de marras, estado de la plantación, etc.) y se cuenta con todos los sectores implicados (Administraciones, comunidades de agricultores de la zona, etc.).

Por otra parte, en 2018, Correos ha colaborado con ASFOSO (Montes de Socios-Asociación Forestal de Soria) a fin de mejorar y conservar espacios naturales. Esta acción conjunta ha consistido, por una parte, en la recuperación de la dehesa La Ventosa de Fuentepinilla, en Quintana Redonda (Soria) y, por otra, en la organización de unas jornadas escolares de sensibilización y educación ambiental dirigida a alumnos de los ciclos de infantil y primaria.

La dehesa de La Ventosa de Fuentepinilla consta de una superficie de 24,4 hectáreas y, desde hace 20 años, acumulaba matorral, lo que imposibilitaba el crecimiento de pasto e impedía el buen aprovechamiento ganadero, provocando un impacto en la biodiversidad de la zona. Su recuperación ha supuesto los siguientes beneficios:

– Apoyar el desarrollo socioeconómico rural.

– Aprovechamiento ganadero con garantías.

– Mejorar la biodiversidad de la zona con los consiguientes aportes ecológicos para la comunidad.

– Favorecer el mantenimiento de los hábitats, los refugios de la fauna silvestre, así como las zonas de nidificación de las aves.

– Contribuir a la protección de los incendios forestales.

Por otro lado, el objetivo de las charlas didácticas ha sido sensibilizar y transmitir a los más pequeños la importancia que tiene para todos cuidar, conservar, mejorar, mantener y, sobre todo, proteger los bosques y la naturaleza como garantía para las generaciones futuras. Para construir y lograr un planeta más sostenible es fundamental la educación medioambiental como un instrumento clave para que los más jóvenes jueguen un papel clave como agentes de cambio para impulsarlo y alcanzarlo.

Elena Fernández Rodríguez |Directora de RSC de CORREOS

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa