El calor y el viento dificultan el control del incendio que afecta a la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo, mientras que en Tarragona los bomberos han dado por controlado este domingo el fuego y mejora la situación de los incendios activos en Ávila, que podrían haber sido provocados.