Una solidaridad que la Santa Sede extiende al resto del mundo donde hay un total de 700.000 casos y 38.000 víctimas

Hoy a las 12 del mediodía, Italia se paró para rendir homenaje a todas las víctimas del Coronavirus, como un signo de proximidad a los familiares de las víctimas de la pandemia.

La iniciativa, lanzada por Anci, la Asociación que reúne a los municipios italianos, se ha expandido a otras instituciones: la bandera italiana a media asta se ha exhibido en todos los edificios públicos. De hecho, los primeros ciudadanos de la península, vestidos con la banda tricolor, se dirigieron a sus ayuntamientos en silencio y con las banderas a media asta “en señal de luto” y en “señal de solidaridad con todas las comunidades que están pagando el precio más alto “.