Las lluvias que afectan a El Salvador, Guatemala y Honduras desde hace cuatro días han dejado miles de personas damnificadas en estos tres países, así como decesos y desaparecidos a causa de deslaves e inundaciones.