El tifón Kammuri empezó a golpear este martes (03.12.2019) el norte de Filipinas con “vientos violentos” e intensas lluvias que han obligado a miles de personas a refugiarse en centros de evacuación y a cerrar temporalmente el aeropuerto internacional de Manila.

El ojo de la tormenta se encontraba a primera hora de la mañana en la provincia de Quezon, en el sureste de la isla de Luzón, y se espera que alcance la capital del país hacia el mediodía, indicó la agencia meteorológica PAGASA en su último boletín.

Ante la llegada de Kammuri, las autoridades anunciaron la suspensión el martes de todas las operaciones en el aeropuerto Ninoy Aquino (NAIA) de Manila, lo que ha supuesto la cancelación de varios centenares de vuelos de 23 aerolíneas.