La ratificación fue sancionada en el Senado con 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones. México se convirtió así este miércoles  en el primer país en ratificar el nuevo acuerdo de libre comercio con Canadá y Estados Unidos (T-MEC), pese a que Washington aún amenaza con gravar las exportaciones mexicanas si continúa la migración masiva de centroamericanos.