“Dignifiquemos la vida pública y prestigiemos las instituciones”, ha afirmado Felipe VI durante el acto solemne de la apertura de la XII legislatura en el Congreso de los Diputados, su primera intervención en el Parlamento como jefe de Estado.

rey_apertura_legislatura_xii_20161117_05

FOTO: © Casa de S.M. el Rey

Felipe VI ha protagonizado el acto formal de apertura de la XII Legislatura con un discurso ante el hemiciclo del Congreso ante los 350 diputados y los 266 senadores. Al inicio de su discurso en la sesión solemne de apertura de las Cortes, el Rey ha ratificado el compromiso de la Corona con los ciudadanos, con la democracia y con España. Felipe VI ha subrayado que quería expresamente hacer la ratificación de esos tres compromisos contraídos en el discurso de proclamación pronunciado hace dos años y cinco meses.

En su discurso, el Rey ha calificado como “compleja” la situación generada en la anterior legislatura por la imposibilidad de formar Gobierno tras las elecciones de diciembre de 2015, una situación que provocó “inquietud y malestar” en la sociedad y también “distanciamiento” en muchos ciudadanos y “preocupación” en los aliados.

Felipe VI ha advertido de la necesidad de fortalecer el Estado del bienestar para proteger a los más desfavorecidos, y también de regenerar la vida democrática para que los valores éticos inspiren la acción pública.

El jefe del Estado también ha tenido un recuerdo para las víctimas del terrorismo y se refirió también a la necesidad de “diálogo dentro del respeto a la ley” para preservar la diversidad de España y también la igualdad y la solidaridad entre sus ciudadanos.